El botiquín debe tener un contenido básico para poder realizar las curas de afecciones menores.

Debemos revisar su contenido periódicamente para asegurarnos que está en buen estado (sin tijeras oxidadas) y que ningún producto esté caducado.

No debe convertirse en un cajón desastre de todos los tratamientos que nos han sobrado.

Es muy importante tenerlo a mano, cerrado pero no bajo llave y que no esté al alcance de los niños.el-botiqu-5c-c3_14661800_5aa9d1a204a5e0ffc6673c3099c2ce29e581a5a0