Hoy compartimos las ventajas del irrigador bucal.

El irrigador permite realizar la higiene bucal en profundidad. Se puede utilizar con agua o con colutorio.

Gracias al irrigador se elimina más placa bacteriana, evitando así la aparición de caries.

Reduce el sangrado que puede producir el hilo dental o los cepillos interdentales. La limpieza con irrigador bucal controla la inflamación de las encías y la gingivitis.

Nos confiere una mayor sensibilidad de la limpieza bucal y conseguiremos mayor frescor.

En definitiva, gracias al irrigador se mejora la salud de las encías.

ventajas del irrigador bucal

Puedes descubrir mucho más aquí sobre higiene bucal y gingivitis