Después de las infografía sobre los peelings químicos, hoy profundizamos con el ácido glicólico

El ácido glicólico es un AHA, alfahidroxiácido, que es hidrosoluble procurando una acción exfoliante y renovadora.

Lo podemos encontrar en muchos productos con efecto peeling, para conseguir una exfoliación y renovación celular, aportando más luminosidad y un aspecto más joven.

Entre algunas de sus ventajas encontramos

  • favorece la renovación celular, como un buen antiedad estimula la producción de colágeno en capas más profundas. también muy útil en el tratamiento de cicatrices.
  • es potenciador de aquello que apliquemos después, debido a la exfoliación y renovación
  • suaviza la piel áspera, elimina irregularidades en el tono e ilumina
  • mejora la apariencia de las arrugas causadas por la exposición solar
  • es capaz de unificar el tono de la piel, es un buen coadyuvante en tratamientos de melasma e hiperpigmentación
  • limpia profundamente los poros
  • elimina los puntos negros y trata el acné. Ayuda a controlar la producción de sebo y elimina el exceso de brillos.
  • elimina las células mueras del estrato córneo

en definitiva, conseguirás un efecto rejuvenecedor

Es immportante conocer el posible efecto irritante del ácido glicólico dependiendo de la concentración a la que nos lo apliquemos

Deberemos aumentar su uso paulatinamente y controlar si hay reacción de sensibilidad. Debemos también realizar un uso responsable. Debido al efecto peeling la piel queda más expuesta a otros agentes posiblemente irritantes y al sol.

Siempre se debe aplicar de noche y durante el día utilizar siempre fotoprotector

algunas ventajas del ácido glicólico