Buscar

farmaadicta

farmaceutica experta y adicta a las infografías, con inquietudes en formarse e informarse, formar e informar…

Categoría

higiene bucal

aftas o llagas en la boca – infografía

aftas-bucals_19882762_e17b776559367e46cb921002d6e08d32d21fdb10

halitosis – infografía

halitosis_13882072_20d5482ab70e9fd1ffcc857cd0694061468144fb

aftas o llagas bucales

Una llaga o afta en la boca puede llegar a ser muy dolorosa. Comienzan con un hormigueo, y picazón característica y a medida que se desarrollan pueden llegar a causar un dolor intenso.

Al comenzar la cicatrización es cuando el dolor empieza a remitir.

Las sufre hasta un 20% de la población. Las úlceras bucales se clasifican en tres tipos

Las aftas menores o “aftas minors” son las más frecuentes. Aparecen de una a cinco lesiones en la cavidad bucal y suelen curarse en una semana aproximadamente. Son pequeñas, de unos 10 mm.

Las aftas mayores o “aftas majors” ocurren un 10% de las veces. Son más grandes y profundas con lo que son también más dolorosas. Suelen localizarse en labios, interior de las mejillas, en la lengua o incluso en el paladar. Pueden tardar en curarse hasta 6 semanas y pueden dejar cicatriz

Y las herpetiformes o en racimo. son menos frecuentes y aparecen entre 10 y 100 lesiones de tamaño menor a 3 mm, suelen agruparse e incluso unirse para formar un afta mayor. suelen dejar cicatriz.

Las aftas bucales suelen ser redondas u ovaladas, de una coloración blanca o amarillenta y rodeadas de un tono más rojizo.

Las molestias que ocasionan van desde un simple hormigueo hasta quemazón o dolor , dificultando incluso el habla o el comer. Si no se extrema la higiene y los cuidados pueden llegar a infectarseen , causando complicaciones mayores

No está claro porque aparecen, pero hay varios factores que se relacionan con su aparición:

  • factores mecánicos, como morderse la lengua o los mofletes, o cepillarse los dientes de forma brusca o con un cepillo demasiado duro. También el roce de aparatos de ortodoncia o de prótesis dentales.
  • factores de estrés, tanto emocional como en jóvenes con los exámenes.
  • suelen ser más frecuentes en mujeres y están relacionados con los cambios hormonales.
  • parece que existe cierta predisposición genética.
  • algunos alimentos como el café, los frutos secos, el chocolate, las fresas, el queso, el tomate o la harina de trigo.
  • falta de algunas vitaminas del grupo B, zinc o hierro.
  • toma de algunos medicamentos como los antiinflamatorios.
  • suelen estar presentes en enfermedades como la celiaquía o la artritis.

Recomendaríamos siempre comer cosas blandas, evitando las comidas muy condimentadas, especiadas o ácidas y utilizar un cepillo de dientes de cerdas blandas.

Deberíamos reducir el nivel de estrés.

Es importante mantener siempre una correcta hidratación de la mucosa de la cavidad oral. Podríamos utilizar geles a base de ácido hialurónico para favorecer la cicatrización, disminuyendo así el dolor y manteniendo la hidratación a la vez. También estarían indicados los enjuagues para ayudar a la cicatrización de aftas.

Debes saber que las aftas bucales no se contagian por beber del mismo vaso, ni siquiera con un beso.

Si tienes aftas no deberían provocarte fiebre ni malestar general (si es así debes consultar con tu médico de cabecera)

Las vitaminas solo previenen de las aftas si estas deficiencias  están detectadas

Y en general, aunque sean my dolorosas y molestas , no suponen ningún riesgo para la salud.

 

aftas-bucals_19882762_e17b776559367e46cb921002d6e08d32d21fdb10

xerostomía o boca seca – infografía

xeeros_14370878_83ab1ccc513e992019ad830ff88529d4b836f361

halitosis -que sonreir y hablar no sea un problema

¿sufres de halitosis y no sabes por que? ¿que puedo hacer para evitar el mal aliento? ¿que me puede ayudar a superarlo?

La halitosis nos puede conllevar a problemas de imagen, de trabajo, etc. La halitosis o mal aliento se debe sólo en el 10% de los casos a algo externo a la cavidad bucal. En la mayoría de ocasiones a enfermedades o infecciones de origen muy diverso . Puede tener un origen nasal (como la sinusitis), ser causado por enfermedades respiratorias, sistémicas, hepáticas, renales, artritis o incluso una diabetes mal controlada.

En la mayoría de ocasiones (el 90% de los casos) se debe a causas de origen en la cavidad oral: bacterias, infecciones, higiene, hábitos como fumar, etc.

Hay una serie de alimentos y hábitos a evitar para disminuir y evitar el mal aliento:

  • comidas condimentadas y olorosas
  • el alcohol y el café
  • el tabaco
  • las dietas hiperproteicas (que puedes producir cetosis), dietas  hipocalóricas y dietas ricas en grasas
  • respirar por la boca

También hay varios hábitos que se pueden adquirir para eliminar y evitar el mal aliento:

  • comer cada 4 horas
  • beber al menos 1 litro y medio de agua la dia
  • renovar el cepillo de dientes cada 3 o 4 meses como máximo

Si se mantienen pautas de higiene dental adecuadas, podemos también combatirlo:

  • cepillar los dientes mínimo dos veces al día
  • usar un limpiador lingual una vez al día
  • utilizar un colutorio específico para la halitosis después de cada cepillado
  • pasar el hilo dental al menos una vez al día

Existen caramelos y sprays bucales que también te ayudarán

Que sonreir y hablar no sea un problema

 

halitosis_13882072_20d5482ab70e9fd1ffcc857cd0694061468144fb

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: